martes, 14 de noviembre de 2006

Naves espaciales de plastico


La mayoría de las bolsas de basura domésticas están hechas con un polímero llamado polietileno. Algunas variantes de esta molécula resultan ser excelentes protectores ante las formas más peligrosas de radiación espacial.
Pero ahora los científicos de la NASA han inventado un material avanzado llamado RXF1 con base en el polietileno, que es incluso más fuerte y más liviano que el aluminio. "Este nuevo material es original en el sentido que combina propiedades estructurales superiores con propiedades protectoras superiores".
El plástico es una alternativa atractiva: Comparado con el aluminio, el polietileno es un protector 50% mejor contra las erupciones solares y un 15% mejor ante los rayos cósmicos. La ventaja de los materiales como el plástico es que producen mucha menos "radiación secundaria" en comparación con materiales más pesados como el aluminio o el plomo. La radiación secundaria proviene del propio material protector.
Irónicamente, los elementos más pesados como el plomo, que la gente a menudo considera como los mejores protectores contra la radiación, producen mucha más radiación secundaria que elementos más ligeros como el carbono y el hidrógeno. Es ésta la razón por la cual el polietileno resulta ser un buen protector: está compuesto enteramente por átomos ligeros de carbono e hidrógeno, que minimizan la radiación secundaria.
De esta manera el investigador del Proyecto de Protección, Raj Kaul, trabajando junto con Barghouty, inventó el RXF1. El RXF1 es extraordinariamente fuerte y ligero: tiene 3 veces la resistencia a la tensión del aluminio, y es 2,6 veces más liviano —impresionante incluso para los estándares aeroespaciales.
Hoy, a la basura. Mañana, ¿a las estrellas? El polietileno podría llevarle más lejos de lo que nunca se imaginó

No hay comentarios.: