sábado, 2 de diciembre de 2006

Logran Construir Nanobaterías Utilizando un Virus


Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), dirigidos por los profesores Angela Belcher, Paula Hammond y Yet-Ming Chiang, manipuló unos pocos genes dentro de un virus, y logró que éstos crecieran y se autocongregaran en un dispositivo electrónico funcional. El objetivo del trabajo es crear baterías que acumulen el máximo de energía eléctrica dentro de un paquete tan pequeño y ligero como sea posible.
Las pilas podrían ir desde el tamaño de un grano de arroz hasta el de las baterías para prótesis auditivas actuales.
Ánodo Viral
Las baterías constan de dos electrodos (ánodo y cátodo) separados por un electrolito. Para crear el ánodo, el equipo del MIT manipuló los genes de una cepa de laboratorio de un virus común, haciendo que estos formaran un recubrimiento proteico que recolectara moléculas de óxido de cobalto y de oro. Como estos virus están cargados negativamente, se colocaron entre capas de polímeros cargados de forma opuesta para formar hojas delgadas y flexibles. Como resultado se obtuvo una película densa, cargada de un virus que sirve como ánodo. Sorprendentemente, las nanobaterías obtenidas almacenan hasta tres veces el nivel normal de energía correspondiente a su peso y tamaño.
El trabajo podría contribuir, entre otras aplicaciones, al desarrollo de baterías de coche más útiles, ya que las que existen actualmente son demasiado pesadas y débiles como para competir eficazmente con el petróleo.

No hay comentarios.: