sábado, 9 de diciembre de 2006

Resucitan virus de hace cinco millones de años


Científicos de Francia recrearon un virus que existió hace cinco millones de años, cuyos restos ahora se encuentran desperdigados a través del genoma humano. El antiguo virus podría ayudarnos a entender cómo estos remanentes genéticos contribuyen al cáncer.
El virus es de un tipo llamado retrovirus, que puede insertar copias de su material genético en nuestro propio ADN. Estos virus probablemente infectaron óvulos y esperma de nuestros ancestros primigenios hace muchos millones de años y traspasaron numerosas copias de su material genético a nuestro genoma. Las reliquias de estas copias que perduran en el ADN humano son llamadas retrovirus endógenos humanos, o HERVs, por sus siglas en inglés.
Hoy, las copias de HERVs constituyen alrededor de un 8% de nuestro código genético. Pero han pasado por muchas mutaciones y ya están obsoletas: los científicos nunca han encontrado una que pueda convertirse en partículas de virus nuevas e infecciosas.Ahora Thierry Heidmann y sus colegas del Gustav Roussy Institute en Villejuif resucitaron uno de estos virus.
Lo bautizaron Fénix, obviamente por la mítica ave que renace de sus cenizas.“Es un experimento del tipo Parque Jurásico esto de resucitar un viejo virus”, dice John Coffin, que estudia retrovirus en la Universidad Tufos, en Boston.El equipo de Heidmann se centró en un tipo particular que infectó células humanas hace unos cinco millones de años y dejó un legado de 30 copias en el genoma humano moderno. Estos duplicados han ido variando en el tiempo a medida que van adquiriendo mutaciones. Al compararlos, los investigadores desentrañaron la secuencia original (o, al menos, la más probable), de la cual las otras se fueron copiando.
El equipo luego usó el ADN de dos HERVs existentes como base y les insertaron mutaciones para construir un duplicado del Fénix original. Entonces, lo insertaron en células humanas para ver qué hacía.
El virus ancestral fue capaz de replicarse y producir nuevas partículas de virus que salieron de la célula e infectaron óvulos y esperma una y otra vez. Eso aún podría haber estado sucediendo hasta hace unos cuantos cientos de miles de años atrás.Además, el equipo francés descubrió indicios de que algunos de los HERVs de nuestro genoma aún pueden ser infecciosos. Unieron partes de tres HERVs, un proceso que podría ocurrir de manera espontánea en una célula, y observaron que eso podía generar virus infecciosos.
Heidmann dice que el genoma humano puede incluso albergar HERVS aún no descubiertos capaces de infectar de manera natural.El Fénix ayudará a entender cómo contribuyen los retrovirus al cáncer, dice Coffin. Los investigadores encontraron células de ciertos tumores que contienen proteínas retrovirales o incluso virus enteros, como si un HERV se hubiera reactivado. Armados con el virus activo, los científicos podrán probar si la infección acelera la enfermedad.
Es posible que la resurrección de un virus prehistórico despierte preocupaciones y polémicas, reconoce Heidmann. El año pasado, el regreso a la vida del virus del resfrío que causó la pandemia de 1918 fue bastante criticado. Pero el francés argumenta que el Fénix es mil veces menos infeccioso que el famoso VIH. Además, su grupo lo diseñó de tal manera que sólo se pueda replicar una vez y no prolifere de forma descontrolada.

No hay comentarios.: