miércoles, 5 de febrero de 2014

A 4 años en la distancia

En Diciembre pasado se cumplieron 4 años de la injusta expulsión de los doctores Mauricio y Humberto Terrones de su centro de trabajo en la División de Materiales Avanzados del IPICYT. Cuatro años, 2 meses han transcurrido y aunque la defensa legal continúa (y seguramente terminará dándoles la razón), el conflicto no deja de recordarnos lo delicada que es la situación de los investigadores en nuestro país, quienes cuando nos negamos a callar ante la corrupción o a bajar la cabeza ante el abuso de autoridades (políticas, científicas, educativas...), muchas veces somos intentados de silenciar mediante la amenaza, el chantaje o la expulsión.

Los actores de esta acción cobarde y vil, siguen (a modo de recompensa) regodeándose de su mediocridad en sus puestos de trabajo. Fueron premiados por seguir con la premisa de "el que obedece no se equivoca". Bueno, la obediencia no es para siempre y la equivocación a veces se asoma. La verdad no puede estar siempre oculta.

Sirva la siguiente liga como un recordatorio de una época (no tan lejana), cuando el país tenía la esperanza depositada en gente como Humberto o Mauricio Terrones, para participar en investigación de frontera. Situación que no cambia al día de hoy, solo hay que estar atentos de esas piedras en el camino.

 Sigan adelante. No dejen de luchar.

http://www.comoves.unam.mx/numeros/quienes/13

1 comentario:

antonio mondragon dijo...

Una mezcla de corrupcion, conflicto de interés etc.