sábado, 14 de octubre de 2006

Nanoespumas. Otra forma alotrópica del carbono



En los temas mas recientes del curso NT-100, nos hemos adentrado a las formas alotrópicas del carbono. El grafito, el diamante y el ahora visto fullereno. No obstante, en unas de mis veladas de insomnio provocado por la cafeína y/o la taurina (nunca combinen estas sustancias, para mayor información preguntarle a Ibarra) por casualidad encontré esta información. La nanoespuma de carbón está considerada como una nueva forma alotrópica del carbono.

El 22 de marzo se dio a conocer una quinta forma alotrópica del carbono. Las nanoespumas. Que accidentalmente se descubrieron trtando de sintetizar nanotubos y fullerenos. Estos materiales se obtuvieron por primera vez disparando un láser de alta potencia sobre carbón vítreo en una cámara de argón, lo que produce temperaturas del orden de los 10.000 ºC que evaporan los átomos de carbono. Estos átomos se recombinan en una forma alotr[opica intermedia entre el grafito ( C sp2) y el diamante (C sp3), para dar lugar a estas espumas.
En esta forma alotrópica los átomos de carbono se se combinan en hexágonos y heptágonos, dando lugar, al contrario de los fullerenos, a una curvatura inversa.
La nanoespuma de carbón es semiconductora, por lo que puede tener aplicaciones en el campo de la electrónica. Pero su propiedad más destacable, y que hace de este material único entre los materiales de carbón, es que posee propiedades magnéticas, actuando como un imán. A temperatura ambiente esta propiedad desaparece al cabo de unas pocas horas después de que la nanoespuma de carbón ha sido sintetizada, aunque sí se conserva a temperaturas inferiores a -183 ºC. En cualquier caso, a temperatura ambiente las nanoespumas poseen propiedades ferromagnéticas, es decir, son atraídas por los imanes. aunque se supone que el carbono no es un elemento ferromagnético. Por otra parte es el material menos denso que se conoce, solo 3 miligramos por centímetro cúbico, y además es completamente transparente.
Una posible aplicación de esta forma de carbón sería en biomedicina como pequeñas unidades ferromagnéticas que podrían inyectarse en la sangre y ser dirigidas mediante campos magnéticos a una determinada zona.
Antes del descubrimiento de los fullerenos, ya no se esperaba más del carbono. sin embargo, se dió la sorpresa de los Fullerenos hace menos de 20 años.Ahora en el 2004 les tocó a las nanoespumas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!! muchas gracias, esta informacion me sera muy util... Gracias de nuevo Y cuidensen!!!

nadriana dijo...

no tenia idea q existiera eso muy util gracias

Anónimo dijo...

Interesante. ¿Tienen alguna referencia de este material?

Saludos!